martes, 26 de julio de 2011

La Saga de los Confines I: Los Días del Venado

Hoy por la madrugada terminé esta primera parte de la trilogía escrita por la argentina Liliana Bodoc (Santa Fe, 1958).
Una historia compleja, llena de personajes que comparten algo en común: la confusión que evoca la anunciada llegada de extranjeros a sus tierras. Las señales advertidas por la Magia de este inminente arribo llevan a Dulkancellin, -un valiente guerrero de la raza husihuilque-, a partir hacia la Casa de las Estrellas, donde se llevará a cabo el concilio de las razas para decidir cómo actuar ante las naves. 
Aunque por momentos me resultó densa, me parecieron súper interesantes las infinitas metáforas e imágenes poéticas con las cuales sus autora nutre la trama, otorgándole una riqueza superior a otras historias bélico-fantásticas. La novela misma es una recreación de la invasión europea a nuestro continente, lo cual resulta innovador y transformador para la trama, aportando una estética curiosa y muy rica en paisajes y personajes, que oscila entre el universo creado por J.R.R. Tolkien, para luego ser completamente latino, con la esencia de las tribus latinoamericanas.

Me gustaron mucho los personajes de Cucub, como el "zitzahay", fiel compañero del guerrero quien, pese a diferenciarse notoriamente con éste por su naturaleza de narrador y cantante, termina enseñándole que las palabras también son necesarias para unirse en la batalla.
También los hijos y suegra de Dulkancellin: cada uno encierra un doblez de esencia humana, tanto por diálogos y accionares.
Y los breves pero entrañables Nakín la de los Búhos, como la "memoria viva", la otra cara del enfrentamiento; y Elek, en ejemplo de lo que puede obrar, sobre un alma frágil y etérea, el odio y la venganza.    
En roles antagónicos, me resultó interesante y detestable Drimus, el "Doctrinador", hombre horrible tanto por dentro como por fuera.

Resumiendo, me pareció un buen inicio de trilogía, un gran logro e innovación en la literatura argentina; incluso recibió numerosos premios internacionales (entre ellos la Lista de Honor IBBY, el mismo premio otorgado para El Portal de la Sombra, otra excelente novela fantástica), y además los tres libros fueron publicados en países como Brasil, Alemania, España o Francia, próximo a lanzarse a Japón, Inglaterra e Italia.

¡Muy buena mirada hacia la conquista, la fuerza, cultura y esencia aborigen de nuestras Americas!


Lo mejor:

-La esencia poética y aborigen que enriquece a la obra en su totalidad, ya sea por personajes, paisajes y situaciones. Una esencia que nos enlaza a la trama y descubre una mirada original sobre el bien y el mal, representado por Misáianes, el hijo de la Muerte, en la metáfora central (y en mi opinión, la mejor de todas) de la novela.

Wilkilén, hija de Dulkancellin, según la genial ilustración de Gonzalo Kenny. 

Lo flojo:

-Por momentos, resulta denso. 


Susurros del libro:

"Y por fin, hubo otros: la gente que habitó donde los mares eran de hielo y el cielo era oscuro, porque el sol se olvidaba de ir."

"Hijo, ten cuidado. No es bueno que un hombre y sus leyes sean cosas distintas."

"Pero ahora, seco y abrigado, oliendo las buenas hierbas que se quemaban en la chimenea, se decía a sí mismo que la casa de Vieja Kush era el mejor lugar del mundo donde escuchar la lluvia."

"Los plazos de esta guerra no son como los de una vida humana. Por eso, vean que la memoria se mantenga encendida y custodiada."

"Las señales, lejos de iluminar, se empeñan en oscurecer. Todo lo que se muestra a los ojos de la Magia puede leerse de dos modos diferentes, y el resultado es la incertidumbre."

"La Muerte, condenada a no engendrar criatura mortal ni inmortal, erró por la eternidad reclamando progenie. Sollozó y suplicó, pero la prohibición era absoluta. Era negación que jamás acabaría. Y entonces, la Muerte desobedeció. (...) Y fue de esas materias inmundas que nació el hijo, amparado en la soledad de un monte olvidado de las Tierras Antiguas." 
  
"En el hijo de la Muerte, el Odio Eterno encontró cuerpo y voz en este mundo."

"Porque Misáianes, hijo de la Muerte, habla parecido a la verdad y confunde a quienes se detienen a escucharlo. Conoce las palabras que adulan a los fuertes y seducen a lós débiles; sabe dónde susurrar para enemistar a los hermanos. Grande es el peligro. Él puede parecernos un maestro majestuoso, un nuevo tutor. Puede parecernos consejero del sol."

"Misáianes llegó para destruir el tiempo de los hombres, el tiempo de los animales y del agua, del verdor y de la luna, el tiempo del Tiempo."

"Misáianes hurgó hasta el fondo en los resentimientos de las Criaturas; también escarbó las iras y las ruindades que las enfrentaban porque supo que allí encontraría la materia de su ejército. Después les solpló al oído, y muchas de ellas juraron lealtad."

Visión de G. Kenny sobre el despótico Drimus.
"-Hay pensamientos que hubiese preferido no tener, y los he tenido. Hay temores que quise desconocer, pero me fue imposible."

"-(...) Las señales se presentan, pero no hay en las Tierras Fértiles quien sea capaz de leerlas. Los ojos de la Magia están nublados... ¿y no será de tanto mezclarse con los ojos de los hombres (...)? He oído a Zabralkán hablar de señales confusas, ¿y si, en cambio, fuera la Magia la que ha perdido la virtud para descifrarlas?"

"Hombres, mujeres y niños cruzaban el Yentru en las barcas magníficas de sus sueños, llegaban al continente de sus Padres y entendían, por fin, el color de sus ojos y el de sus cabellos. Y como estaban en la alta mar de sus sueños, no oyeron los pasos sigilosos que se acercaban a sus casas (...). Algunos de ellos alcanzaron a despertar antes de morir. Pero la mayoría prefirió soñar que era agua del Yentru lo que empapaba sus túnicas."

"Todo muro podía ser derribado, todo cofre acabaría cediendo. Por eso los códices sagrados se desparramaron por el continente, y se ocultaron donde nadie pensaría buscar. Por ejemplo, en la memoria de una frágil mujer."

"Si el Halcón volaba, el hombre veía desde arriba el mundo amado. Cuando el hombre conseguía dormir, soñaba las visiones del ave. Cuando el ave dormía, el hombre veía sus sueños."




  

2 comentarios:

  1. Hola!! La fantasía épica está a full en estos días, especialmente con la vuelta de Game of Thrones jaja.

    No soy tan fanático de LEER fantasía épica, pero este libro me encantó (inclusive ya compré el segundo).

    El universo de Bodoc es majestuoso. Lo más interesante de la obra son las referencias históricas y culturales.

    Armé una reseña completa del libro en mi blog de literatura, te invito a que pasas a comentar:

    http://www.viajarleyendo451.blogspot.com.ar/2013/02/los-dias-del-venado-novela-2000.html



    También, te invito a seguirme un mi página: https://www.facebook.com/sivoriluciano

    ¡Saludos!

    Luciano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luciano! muchas gracias por comentar. Claro que Bodoc recrea un mundo hermoso, poetico y belico, me encantan todos los personajes. Y también leí la trilogía, de la cual destaco, justamente, Los dias de la Sombra: el volumen más complejo, completo y atrapante. espero que te guste tanto como a mi, que me fascina.
      Quiero comentarios cuando lo termines! abrazo...

      Eliminar